SESION DE FOTOS CON TU MASCOTA

Tu mascota es uno más en tu familia. Pasas con tu perro o tu gato muchas horas al día. Te saca sonrisas, te da mimos cuando los necesitas y también a veces hacen trastadas, pero según les regañas vuelven corriendo a pedirte ellos mimos a ti.

 

 

 

Os he contado en muchas ocasiones que el estudio es Pet Friendly, y aunque en otras no lo haya hecho, habréis visto en las sesiones publicadas en el blog un montón de fotos con mascotas. Sí, también son mi debilidad. Me encantan. Me dan armonía y equilibran mi energía. Soy mámá no sólo de una niña preciosa de 3 años, sino también de dos perritas de 13 y 11 respectivamente, y una gatita maravillosa y cariñosa de 12. Escribo este post con una de ellas enroscada a mis pies en modo cojín y la otra en mi regazo ronroneando. Así que cuando me preguntáis si podéis traer a vuestros compañeros de viaje peludos, tenéis como respuesta un “por supuesto que sí, deberías de hecho!!”.

 

 

Pensad que vuestra mascota no sabrá evidentemente que se va a hacer fotos, lo que sí tendrá claro es que querrá estar donde esté su dueñ@.

Hay algunas indicaciones especiales para este tipo de sesión, muy básicas, pero no os olvidéis mencionarme que venís con ellos porque aunque sean muy básicas nos facilitarán mucho la sesión y el trabajo.

También, en función del tipo de sesión de fotos que queráis, contádmelo sin miedo, os podré aconsejar cuál es la que mejor se adapta a vosotros y lo que estáis buscando.

 

 

El book que os muestro hoy es un book personal, comprado con la promoción del día de la Madre de hecho. Leticia no es mamá de niños, pero sí de una perrita preciosa llamada Mía. La finalidad de estas fotografías eran por un lado hacer un book personal, sencillo y en el que se viese bien. Por otro lado, hacerse fotos con su pequeñaja.

Normalmente no os cuento quién está detrás de las fotografías, pero con Leticia haré una excepción. Además de ser una bellísima persona, es una cocinera de 10. Os recomiendo que paséis por  Verdeoliva Gastroteca en Majadahonda si queréis experimentar una explosión de sabores combinada con un gusto exquisito en la presentación de los platos. Tengo que reconocer que me sorprendí mucho (en mi casa somos de buen comer). Pero el arte llevado a cualquier rama donde el autor pone en su obra su pasión, buen gusto y amor por lo que hace, hace de sus platos precisamente eso: una obra de arte.

 

 

Si quieres informarte más a fondo puedes pasarte a ver los tipos de sesiones en la sección  de Tarifas .