CAJA DE MADERA : IMPRESIONES PARA BOOKS DE FOTOGRAFIA

Te haces una sesión de fotos especial, quieres recordar un momento de vuestra vida de una manera especial, pero además de los digitales, ¿qué opciones tengo?

Muchas veces os surge esa duda. Con la publicación de hoy pretendo contestaros a algunas dudas que os surgen a la hora de saber qué hacer con vuestros digitales.

 

¿MERECE LA PENA HACER UN ÁLBUM?

Sí. Las fotos en digital son meros recuerdos electrónicos que olvidamos en los discos duros, incluso que pueden llegar a perderse (dado que ya son unos cuantos años haciendo fotos de manera profesional, hay algunos trabajos que he tenido que volver a recuperar para algunos clientes porque sus discos duros se habían estropeado. Pensad que aunque yo también guardo todos los trabajos, los soportes digitales tienen una vida limitada, por lo que la mejor manera de conservar vuestros trabajos es a través de las impresiones.

Hay muchísimos tipos de álbumes: analógicos, digitales, en papel offset…  incluso los hay de multitud de tamaños. El precio de un álbum varía en función del tipo de impresión, los tamaños, el número de hojas que le añadas y también si decides usar algún material especial para las tapas.

 

¿IMPRIMIR LAS FOTOS EN PAPEL FOTOGRÁFICO PROFESIONAL?

Sí. Hace poco hice una prueba que os comparto aquí por la cuál podéis ver la diferencia entre una impresión “low cost” (foto 1) frente a una impresión en papel profesional con revelados profesionales (foto 2). Cierto es, que aunque como fotógrafa soy muy crítica en cuanto a cómo debe verse plasmado mi trabajo, notaréis diferencias evidentes para todo el mundo: hablamos de retratos, de tonos de piel. El tono de piel de tu niño tiene un color especial: el suyo. Cuando ese tono se vuelve naranja, o amarillo por una mala gestión del color, de los toner o el uso de un mal papel, vuestros pequeños dejan de ser como son, como los quieres recordar.

 

 

Lo que os quiero mostrar hoy es la Wood Box con impresiones en papel fotográfico, que sirve tanto como caja para guardarlas como marco decorativo.