TIPS Y TRUCOS : FOTOGRAFÍA INFANTIL EN EXTERIORES

Aunque tenemos los últimos coletazos de frío, tenemos el veranito a la vuelta de la esquina, el buen tiempo nos va a acompañar en los próximos meses y la cámara debe ser un complemento a llevar a todos lados, como lo es el bolso o el móvil.

Reconozco que incluso a mí hay veces que me da perecilla ir cargada, pero cuando de repente te cruzas con “el sitio” y “el rayo de luz”, me alegro de haberlo hecho. Así que aquí os dejo unos trucos de fotografia infantil, que espero que os sirvan para mejorar vuestras fotos de vuestros peques en exteriores:

 

1) Evita la luz directa del sol en las horas de más calor, cuando el sol ya está bien arriba. ¿Por qué? Porque encontrarás las sombras más duras y difíciles de controlar, bajo nariz y ojos.

Truco: Para evitarlo puedes hacerlas a la sombra, donde las sombras se vuelven más suaves.

 

2) ¿Días nublados? No te lo pienses!! Un cielo nublado hace de “ventana gigante”. Las sombras serán suaves y agradables y los colores del campo se verán estupendos. Además, las nubes añadirán dramatismo a la escena. Eso sí, prepárate que si hay nubes ahora puedes encontrarte con una buena tormenta de verano!! :D

Truco: si notas que te falta contraste en la foto puedes configurarlo de primeras en el menú de tu propia cámara o bien hacerlo a posterior en el postprocesado.

 

3) Dispara siempre en RAW. Esta regla no es sólo para fotos en exteriores, es para siempre, en cualquier situación. Vuestro RAW es vuestro “negativo” digital. Con él podréis recuperar esa foto que quizás no expusisteis del todo bien.

Truco: prueba a editarlo con Camera Raw o con Lightroom, se abrirá ante tí un mundo de posibilidades

 

4) No uséis el enfoque automático. Decide tú dónde quieres enfocar. Tu cámara dispone de muchos puntos de enfoque. Si dejas que sea tu cámara quien decida dónde enfocar te encontrarás con alguna sorpresa no deseada: tu cámara enfocó donde le dio la gana y no es a tu peque sino a las personas que justo pasaban por detrás, o al juguete que estaba delante.

Truco: El punto central es el que enfocará mejor. Prueba a enfocar con el punto centrar y reencuadrar.

 

5) Enfoca siempre a los ojos. Además si estáis usando un teleobjetivo a mayor focal conseguirás un efecto bokeh en elementos más alejados.

Truco: Ante la duda, enfoca las pestañas inferiores, las superiores se alejan del ojo y podría quedarte el propio ojo desenfocado. 

 

6) Intenta no usar focales menores de 50mm para retrato. Objetivos con distancias focales por debajo de 50mm deformarán a tu peque en primeros planos.

Truco: A mí me encanta el también el 35, pero no te acerques demasiado.. o notarás esa deformación de la que te hablo. 

 

7) Cuidado con el entorno. Párate un segundo a observar si desde donde estás hay elementos que pueden quitarle fuerza a tu foto: papeleras, señales de tráfico, bolsas de plástico, latas, etc…

Truco: seguro que muchas de ellas puedes quitarlas después con Photoshop, pero quizás si te hubieses movido un paso de lado, al cambiar de perspectiva las hubieses evitado.

 

8) Simplifica. Si tu fondo es el cielo, el campo, un muro, conseguirás que tu peque resalte.

Truco: Anímate a cambiar de perspectiva, arriesga con fotos desde arriba o contrapicados.

 

9) Juega con la focal. Si lo que tienes detrás aporta a tu foto, incluye el fondo. Si lo que hay detrás es de todo menos fotogénico.. puedes hacer que desaparezca con un valor de apertura alto y así obtendrás menor profundidad de campo.

Truco: Recuerda que cuanto menor es el número F, mayor es la apertura y menor la profundidad de campo

 

10) Utiliza el entorno para que tus peques se diviertan e interactúen con él. Juega a que rueden por la hierba, a que trepen a un árbol, a buscar bichitos, a recolectar hojas, encontrar flores… hay opciones ilimitadas.