FOTOGRAFA DE BEBES Y BOOKS INFANTILES: Alvaro

DE PEQUES Y SUS COMPAÑEROS INSEPARABLES, DE DULZURA, SONRISAS Y ESTRELLAS, DE UNA FOTOGRAFA DE BEBES Y BOOKS INFANTILES MUY DIFERENTE

Hace tiempo que tengo ganas de enseñáros la sesión infantil de Álvaro porque fue realmente bonita y los resultados me encantan. Fuera de que sus papás y yo tenemos amigos comunes, hubo mucho feeling entre nosotros.

Normalmente soy yo la encargada de transmitir tranquilidad y guiar a los papás para que me muestren la ternura del momento y la manera en la que están viviendo esos primeros meses con sus peques. Reconozcamos que es más sencillo, frente a una sesión premamá, donde sin tener a su peque delante deben sentirse y dejar aflorar esos sentimientos. Pero aun así, el 98% de las personas que fotografío no se han hecho ningún book con anterioridad y aun teniendo a la alegría de sus vidas delante a veces pueden sentirse algo cohibidos.

Pero los papás de Álvaro fueron naturales desde el primer momento, casi que parecía que eran ellos los que me transmitían su tranquilidad. 🙂

Y fue estupendo que se animasen a venir la familia al completo, incluída su perrita Cloe. Ya sabéis lo mucho que me gustan las sesiones con peques y “mascotas”, o como prefiero decir siempre, con peques y sus mejores amigos. Son la demostración definitiva para todos aquellos que piensan que un hijo y un perro no son compatibles. Es hermoso y bonito observar el inmenso cuidado que tienen, siendo conscientes de que se encuentran ante un cachorro y asumiendo el papel de que deben ser ellos quienes cuiden de ese bebé.

A lo largo de estos años he tenido varias sesiones de este tipo y ya podéis ver ejemplos de ello en otras publicaciones del blog, pero soy inmensamente feliz de que cada vez sean más las familias que me encuentro que quieren incluir a todos y cada uno de sus miembros en su sesión y puedo decir con alegría que no hay mes que no tenga al menos un trabajo de este tipo.

También veréis algunas fotos “navideñas” y es que esta sesión la realicé en Noviembre 🙂

Agradecer muchísimo a sus papás de permitirme mostraros algunas de sus fotos y de mandarme imágenes de cómo ha quedado una vez colgado el cuadro que me pidieron en 70×80.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *