ESTUDIO DE FOTOGRAFIA INFANTIL MADRID: Max y Teo

DE PEQUES CON NOMBRES HERMOSOS Y OJOS AZUL CIELO, GUITARRAS EN MINIATURA Y DIAS DE CAMPO: ESTUDIO DE FOTOGRAFIA INFANTIL EN MADRID

 

La sesión de Max y Teo fue un regalo de unos amigos de sus papás, a quienes hace un par de años hice con su peque una sesión infantil en Toledo.

Como os podéis imaginar su book familiar está hecho a finales de verano pero no fue hasta hace semana y media cuando pudieron venir a recoger su trabajo.

Cuando preparamos su sesión, la mamá de Max y Teo me estuvo enseñando su blog y un montón de fotos de la familia para que entendiese un poco cómo eran y el tipo de fotografías que les gustaban. Tenían claro que aunque querían algunas fotos en estudio, lo que más deseaban era hacer algunas en exteriores, con luces suaves y un toque retro/vintage, con algo de toque bohemio, que les caracteriza como familia.

Si algo tenían en común todos era su pasión por la música. Max (2 años) de hecho trajo su guitarra, con sus mini cuerdas de verdad, de la que no se separa. Teo (5 meses en el momento de las fotos) era muy pequeñito aún como para dar juego en ese aspecto, pero no paraba de sonreír, tan dulce y tierno ya de por sí que no importó.

Con los peques no podíamos caminar mucho por el campo así que las fotos están hechas a la entrada de Montegancedo, en Pozuelo de Alarcón. Justo por esas fechas las hierbas estaban muy altas, amarillas y secas, lo que me ayudó con ese toque vintage que pretendía obtener.

Por la cantidad de luz que había y dado que elegimos la primera hora de la mañana cuando el sol es mas suave, me evité cargar con el reflector. Muchas veces por eso es mejor empezar por los exteriores y aprovechar una vez el sol sube (haciendo que las sombras sean más duras) para ir a hacer la segunda parte de la sesión al estudio.

Indicar que Max debe ese nombre tan bonito al fantástico cuento infantil de Maurice Sendak, y Teo al personaje infantil que todos conoceréis (y que me encanta porque forma parte de los recuerdos de mi niñez). Así que trajeron los libros para una de las fotos dado que a Max y a Teo les encantan los cuentos.

Agradecer por un lado a los amigos de los papás de Max y Teo por confiar en mí de nuevo, y aún más para este regalo tan especial. Por otro lado agradecer a los propios papás de Max y Teo que hiciesen lo mismo para uno de los regalos a unos compañeros de trabajo. Y sobre todo, por haberme ofrecido hacer una sesión tan diferente y especial y haberme dejado compartir con todos vosotros los resultados.

Espero que os guste!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *