ESPERANDO A GONZALO: FOTOGRAFÍA PREMAMA GUADALAJARA

Gonzalo va a ser un peque con mucha suerte y muy querido. Todos esperan su llegada con mucha ilusión, en especial su tía Irene, que quiso hacer este regalo tan especial a los futuros papás.

Esta vez tuve ocasión de conocer el pueblo de Galápagos, en Guadalajara. Reconozco que me hace especial ilusión ir a sitios nuevos, sin saber un poco qué me encontraré ni las posibilidades que nos dará el propio entorno así como el domicilio… y aunque la casa de Gonzalo tenía mil y un rincones donde hacer fotos, cada vez me gusta más animar a las familias a explorar la posibilidad de utilizar sus entornos conocidos, compartiendo con ellos mi filosofía de que las cosas más simples y cotidianas suelen ser las más bellas, y haciéndoles ver desde otra perspectiva aquellos lugares que ya conocen, para que cada vez que vean esas imágenes y vuelvan a pasar por aquellos lugares recuerden que allí escribieron parte de su historia y sus vidas.

 

Los papás de Gonzalo se conocen de toda la vida y los campos y caminos por donde me llevaron los han recorrido cientos de veces.

No pude dejar pasar la oportunidad de adentrarnos en un campo de trigo, estaba listo para su recolección y más bonito e impresionante que nunca.

Irene, la tía de Gonzalo, fue nuestra compañera de aventuras en esta primera parte de la sesión y nos llevó a sitios con mucho encanto.

La casa de Gonzalo es preciosa. La gran afición de su mamá por la restauración se palpa en cada rincón.. y a cada paso surgían ideas y motivos para fotografiar… cada pared se convertía en un escenario nuevo… y cada detalle era un valor añadido a las fotos… y aunque no pudimos hacer todo lo que hubiese querido en la sesión premamá, estoy deseando conocer a Gonzalo… y aun así tendré que priorizar! 😀

Frente a todas las antigüedades restauradas, había otra parte de modernidad, que se complementaba a la perfección.

Sin duda lo que me gustó más de esta sesión fue la complicidad entre los papás de Gonzalo, así como la alegría que irradiaban ambos… les describiría con una sola sensación, la de felicidad.

Y para terminar, una modelo excepcional: Xena. Esta cocker no paró de sacarme sonrisas… cada vez que te acercabas a ella se ponía panza arriba o bien te traía la pelota. Además de mimosa, una pequeña glotona… aprovechó nuestro despiste para darse un atracón a pastas de té en cuanto nos descuidamos, así que en esta foto (ya con la barriga llena) sin duda se la ve la mar de feliz ¿verdad que es achuchable?? 😀

 

5 thoughts on “ESPERANDO A GONZALO: FOTOGRAFÍA PREMAMA GUADALAJARA

  1. Geniales. Enhorabuena Sara por tu trabajo, la sesión fué superdivertia, nos reimos mucho y creo que disfrutamos todos, hasta Gonzalo. Ahora a esperar que nazca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *