ALBA

 

Conocí a Alba en su 14 día de vida. Sus papás no se equivocaron al decirme que era una peque con carácter, y aunque las primeras horas nos puso las cosas un poco difíciles, cuando finalmente cayó rendida, pudimos hacerle tantas fotos que a la hora de procesarlas en el ordenador no me terminaba de decidir cuáles elegir.. y es que Alba es una niña preciosa y muy expresiva… a más de uno os sacará una sonrisilla en algunas de las fotos.

Aunque íbamos con unas ideas predeterminadas, no pudimos ajustarnos prácticamente a ninguna, así que fuimos improvisando sobre la marcha, despacito y entre susurros, ya que no se decidía a coger el sueño y cualquier excusa era buena para abrir de repente los ojillos. Pero como digo siempre… no hay mal que por bien no venga y muchas de esas improvisaciones dieron incluso mejores resultados que las tomas que teníamos intención de hacer.

Como cuando son tan peques es difícil calcular la duración de la sesión, ésta también se alargó más de lo esperado. No puedo quejarme porque sus papás fueron unos estupendos anfitriones y no me dejaron marchar sin tomarme un sandwich de Miky Mouse, que me sentó estupendamente! No tengo fotos de ese momento, pero os aseguro que me sentí como una niña grande..

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *